sábado, 25 de septiembre de 2010

Carta monserrtense

Cuando te pregunten quién era Domínguez: Podés decir que era el portero o, vos monserratense, podés decir que el monse no es lo mismo sin él. Contale de la cantidad de fotocopias que te sacó y de las que te salvó. Contale como miraba para otro lado para que cruzaras a Soluciones por esa copia que te faltó. Y de los mates con educorante ¿Te acordás? No te olvides de decir que era el único que sabía tocar la campana como se debe. El Monserrat tiene historia y leyendas. Podrías decirles que él ahora es una leyenda o que ya es parte de nuestra historia.
Cuando te pregunten quién era, decile que era un genio, un ídolo y que está entre los grandes.
Cuando te pregunten, a vos monserratense, quién era Pedro Domínguez. Decile, simplemente, la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario