lunes, 22 de marzo de 2010

Son las cuatro de la mañana,me tengo que levantar a las seis y el animal toxoplasmósico ese se la da de cantante de tango galán en el techo justo encima de mi cabeza. Voy a llamar a los bomberos. Me voy a comprar un rodwelleir. Te voy a bajar a piedrasos ¡Gato malo!. Todavia mejor, voy a prender fuego la casa del vecino y le voy a decir "Si, fui yo, Sr Sueldo. Pasa que tenía que incendiar algo para que vinieran los bomberos y de paso bajasen a tu asqueroso gato de mi techo". ¡Gato malo! ¡Vecino odioso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario