sábado, 6 de marzo de 2010

Si te ofendí, lo siento muchísimo. Si te menosprecié, lo siento muchísimo. Si herí tus sentimientos de algún modo, no sabés cuanto lo lamento. Pero… Yo te valoro, te necesito… Quiero que empecemos a vivir buenos momentos, que tu resplandor ilumine mi rostro en las madrugadas de desvelo, que nos conectemos y podamos navegar el mundo entero. Ya no quiero que nos llevemos tan mal… Quiero que nos aceptemos y conozcamos.
¿Qué te hice para merecer esto? ¿Por qué me rechazas así? Querida tecnología, hagamos las paces, llevémonos bien. Por favor, sos irremediablemente necesaria para mi.

No hay comentarios:

Publicar un comentario